Mercadillos navideños de Alsacia: de Estrasburgo a Riquewihr

Estrasburgo. Mercado de la comida navideña, en la calle del Maroquin. © Hadrian–Shutterstock

Situada en el corazón de Europa, Alsacia constituye un cruce de caminos entre la cultura francesa y alemana. A medida que sus viñedos empiezan a cubrirse de blanco, sus calles empedradas se iluminan y sus pequeñas plazas empiezan a oler a especias.

A finales del siglo XII empezó a celebrarse en el interior de las murallas de Estrasburgo el mercado de San Nicolás (Klausenmärik) cada seis de diciembre. Con la conversión de la ciudad al protestantismo en 1570, se decidió eliminar este mercado, ya que se consideraba «papista» y quedó reemplazado por el Christkindelsmärik, el mercado del niño Jesús, que sigue celebrándose desde el siglo XVI hasta nuestros días y convierte el mercadillo navideño de la ciudad de Estrasburgo en el más antiguo de Francia. Poco a poco, han ido apareciendo más mercadillos que extienden el aire navideño por todas las plazas del casco antiguo, sumando entre todos más de trescientos puestos donde podremos encontrar un sinfín de productos de la región. Las luces navideñas que cubren las calles empedradas del casco medieval culminan en el gran árbol de Navidad, que se erige en la céntrica plaza Kléber y constituye el símbolo esencial de la ciudad durante el Adviento.

La ciudad bascula sobre su majestuosa catedral gótica, que fue el edificio más alto del mundo durante los dos siglos posteriores a su construcción. En la plaza que la rodea se instalan paradas con juguetes de madera y decoraciones para el hogar. Si bajamos por la calle del Maroquin, encontraremos el Mercado de la comida navideña alsaciana, en la pequeña plaza del Marché-aux-Poissons, donde podremos degustar las delicias tradicionales de la región con vistas al río Ill. Subiendo por la calle del Vieux-Marché-aux-Poissons, llegaremos a la plaza Kléber, donde además de instalarse el gran árbol de Navidad, también encontramos la Village du Partage, lugar que anualmente reúne una cuarentena de asociaciones de solidaridad internacional para mostrar sus acciones y su visión del mundo. A pocos metros se halla la plaza Broglie, que acoge el mencionado Christkindelsmärik, el mercado más antiguo de Francia con más de cuatro siglos de historia. Entre los aromas a canela y vin chaud, tendremos la oportunidad de comprar todo tipo de adornos navideños únicos, además de comida y hasta libros. Un poco más alejado de la catedral, en la plaza Grimmeissen, se celebra el OFF Market, un mercado organizado por los artesanos y artistas de la región que pone el foco en el comercio justo, el reciclaje y la diversidad.

Estrasburgo. Mercadillo de la plaza de la Catedral. Mo Wu–Shutterstock.

Dejamos Estrasburgo y nos dirigimos hacia el sur por la autovía A35, la Autovía de las Cigüeñas, que comunica toda la región de Alsacia de norte a sur. Nos desviaremos por la D159 para llegar a Ribeauvillé, la ciudad de los violinistas. Aquí descubriremos su mercadillo navideño medieval, que nos hace viajar en el tiempo entre escudos, danzas, versos trovadorescos y malabares con fuego que dotan a este mercado de un carácter singular impregnado de historia y rodeado de arquitectura medieval: ¡torres, murallas y hasta tres castillos! A diez minutos en coche por la D1B se encuentra Riquewihr, un pueblo fortificado vinícola donde podremos pasear por calles estrechas mientras contemplamos las construcciones típicas en entramado de madera que otorgan al mercadillo navideño un aire muy pintoresco. Podremos ir de caseta en caseta para degustar los productos de la zona o comprar decoraciones para nuestros árboles de navidad.

Ribeauville.

En la siguiente parte, seguiremos nuestro camino por Colmar hasta llegar a Mulhouse. ¡Sigue atento a nuestras novedades en la siguiente etapa por los mercadillos más remarcables de Alsacia!

 

Cómo llegar

En coche

Irún-Estrasburgo: 1154 km, vía Burdeos y Vichy.

La Jonquera-Estrasburgo: 975 km, vía Montpellier y Lyon.

Avión

Se puede llegar a través del aeropuerto de Estrasburgo, con vuelos directos desde Bilbao, Madrid y Valencia, así como el aeropuerto de Basilea-Mulhouse-Friburgo, en la frontera entre Francia, Alemania y Suiza, que ofrece conexión con diversas ciudades españolas.

Restaurantes

  • Estrasburgo

Restaurant Le Tire-Bouchon (5 rue des Tailleurs de Pierre, Estrasburgo; T. +33 0388 221 632; www.letirebouchon.fr). En el centro de la ciudad, este restaurante ha ido transmitiendo generación tras generación las tradicionales recetas alsacianas al ritmo de las estaciones. Se trata de un típico Winstub ubicado en un local de decoración encantadora, ideal para disfrutar de la comida local.

  • Riquewihr

Le table du Gourmet (5 rue de la 1ère Armée, Riquewihr; T. +33 0389 490 909; www.jlbrendel.com). Restaurante con una estrella Michelin ubicado en un edificio del siglo XVI y con una decoración de inspiración feng shui que ofrece una cocina creativa basada en la gastronomía tradicional alsaciana.

  • Ribeauvillé

Restaurant du Mouton (5 place de la Sinne, Ribeauvillé; T. +33 0389 736 011; www.hoteldumouton.fr). En el corazón de la Ruta de los Vinos, este hotel-restaurante familiar ofrece la cocina regional elaborada con los productos de temporada y de mercado. Se encuentra en una clásica construcción alsaciana del siglo XIV que fue originalmente uno de los albergues más antiguos del país y que ha sido clasificada como monumento de Francia.

  • Colmar

L’Epicurien (11 rue Wicram, Colmar; T. +39 0389 411 450, www.epicurien-colmar.com). Pequeño restaurante de estilo bistró en el centro de Colmar con una oferta gastronómica diferenciada que se basa en la calidad de la materia prima acompañada por grandes vinos de Alsacia. Es importante reservar con antelación.