Occitania: los imprescindibles del Pirineo francés

Paisaje de los Pirineos franceses

La grandiosidad de la naturaleza. Esta frase podría resumir perfectamente la sensación que se siente al visitar los Pirineos. Desde sus laderas hasta sus cumbres, esta majestuosa cadena montañosa parece transportarnos por los paisajes más asombrosos de Francia y España. Desde la gruta de Padirac hasta el Pic du Midi, desde el circo de Gavarnie hasta los valles glaciares del Parque Nacional de los Pirineos: todo es una excusa perfecta para disfrutar del turismo ecológico y deportivo.

La región ofrece la posibilidad de practicar una variada gama de actividades en grandes espacios donde el aire es puro y estimulante. En esta extraordinaria región, la historia también ha dejado lugares imprescindibles: los venerados santuarios de Lourdes y Santiago de Compostela, las casas medievales de Rocamadour, la ciudad episcopal de Albi, el magnífico viaducto de Millau… Hay mil maneras de acercarse a los Pirineos, en cualquier estación, invierno o verano.

Pic du Midi

Desde su altura de 2.877 metros, el Pic du Midi domina un grandioso paisaje que se extiende sobre toda la cadena de los Pirineos, desde Cataluña hasta el País Vasco. Llegamos a la parte superior del teleférico que supera en 15 minutos más de 1.000 metros de elevación, ¡una experiencia en sí misma! En la parte superior se encuentra el observatorio astronómico y su centro de interpretación abierto al público para presentar su historia, incluida la gran aventura de su construcción. Recientemente, el sitio aloja el planetario más alto de Europa: una pantalla hemisférica de 8 metros de diámetro difunde dos películas sobre la épica del Pic du Midi.
 
Observatorio astronómico en el Pic du Midi

Circo de Gavarnie

El circo de Gavarnie es, sin duda, el sitio geológico más hermoso de Europa y uno de los más impresionante. Los antiguos glaciares desaparecidos hoy en día han excavado esta enorme cavidad de 6,5 km de diámetro rodeada de picos que apuntan a 3.000 metros sobre el nivel del mar. En el corazón de sus paredes se levanta una cascada de más de 425 metros de altura, cuyas aguas provienen de un estanque helado, ubicado bajo el monte Perdido, que comparte con el parque homónimo en España. Varias rutas de senderismo le permiten descubrir el esplendor de este sitio declarado Patrimonio de la Humanidad de la Unesco.
 
Occitani. Circo de Gavarnie.

Gruta de Padirac

Primer sitio del patrimonio subterráneo francés, la gruta de Padirac nos sumerge a 33 metros bajo tierra en el corazón de una cavidad de 35 metros de diámetro. De los 42 kilómetros de galerías con los que cuenta el sitio, solo 2,2 están abiertos a la visita, de los cuales un kilómetro para descubrir en barco en el río subterráneo. Se desarrolla un mundo completamente nuevo: concreciones de piedra caliza, esculturas surrealistas, lagos profundos, espectaculares socavones y estalactitas gigantes, incluida la Grande Pendeloque, de 60 metros. En los confines de sus entrañas, el visitante se deja sorprender por la belleza de las esculturas formadas por la naturaleza.
 
Occitania. Gruta de Padirac.

Lourdes

Al pie de los Pirineos, Lourdes es uno de los lugares de peregrinación mundial desde las apariciones de la Virgen María a Bernadette Soubirous en 1858. La ciudad acoge cada año a más de 6 millones de peregrinos, que acuden a los santuarios de Nuestra Señora de Lourdes, basílica de San Pío X y basílica de Nuestra Señora del Rosario. Aparte del turismo religioso, Lourdes ofrece unas grandes vistas desde el funicular del Pic du Jer.
 
Occitania. Santuario de Lourdes.

Rocamadour

La ciudad medieval de Rocamadour se aferra a un acantilado a 120 metros sobre el cañón del Alzou. Dispuestos en escalones sucesivos, el pueblo nos deja boquiabiertos: ¿cómo se sostienen las casas? En parte por la gracia divina, ya que Rocamadour es un gran lugar de peregrinación mariana que alberga las reliquias de San Amador. Subimos 216 escalones para llegar a la explanada del santuario donde se erigen siete iglesias y capillas, incluyendo la capilla de Nuestra Señora y su Virgen Negra, la basílica de Saint Sauveur y la cripta de San Mador, clasificada Patrimonio de la Humanidad por la Unesco.
 
Occitania. Rocamadour.

Parque Nacional de los Pirineos

El Parque Nacional de los Pirineos abarca seis altos valles que limitan con España en un área total de 45.700 hectáreas. Es el parque francés más rico en términos de flora, un paisaje precioso en la que se mueven las gamuzas, las marmotas y los desmanes. Sus paisajes salvajes y vírgenes están formados por vastos bosques de pinos, exuberantes pastos, 218 lagos de gran altitud, magníficas cascadas, valles glaciares y, por supuesto, picos nevados. El Parque Nacional de los Pirineos acoge a más de 1,5 millones de excursionistas cada año.
 
Occitanis. Parque Nacional de los Pirineos.

Viaducto de Millau

Una obra excepcional, el viaducto de Millau es una increíble obra arquitectónica ligera a pesar de sus impresionantes dimensiones: 343 metros de alto y 2.460 metros de longitud. Diseñado por Michel Virlogeux y Lord Norman Foster, encaja perfectamente en el paisaje natural desde el Causse Rouge hasta el Causse du Larzac. 
 
Occitanis. Viadulto de Millau.

Albi

Ubicado a orillas del río Tarn, Albi expone las fachadas rojas de sus barrios históricos y su ciudad episcopal protegida por la Unesco. La catedral de Santa Cecilia, la catedral de ladrillo más grande del mundo, domina orgullosamente la localidad con su campanario de 78 m. En el mismo recinto, el palacio Berbie alberga actualmente la mayor colección de obras de Toulouse-Lautrec, nacido en la ciudad en 1864. Además de la majestuosidad de sus monumentos, Albi es una ciudad agradable que se presta a paseos y otras ensoñaciones.
 
Occitania. Albi.

Pau

Pau goza de una ubicación privilegiada entre el mar y las montañas, en el corazón de los Pirineos atlánticos. El lugar de nacimiento de Enrique IV se ve recompensado con su majestuoso castillo y un rico patrimonio arquitectónico desde la Edad Media hasta el Renacimiento. El famoso bulevar de los Pirineos, encargado por Napoleón, ofrece un agradable paseo con la inmensa cordillera como telón de fondo. Entre sus museos, parques y jardines, balnearios y viñedos, la ciudad dispone de una amplia gama de actividades.
 
Occitania.Pau.

Camino de Santiago

Los caminos a Santiago de Compostela cubren 5.000 km de senderos señalizados en Francia, que cruzan los Pirineos en Aragón, Cataluña y Navarra para llegar ante la tumba del Apóstol. Además, es en los Pirineos atlánticos, en Ostabat, donde se encuentran ls tres principales caminos de Santiago en Francia: los caminos de Puy, Vézelay y Tours. Los caminos están salpicados de antiguos conventos, comandancias y otros establecimientos cristianos que están listos para ofrecer albergue a los peregrinos. La belleza de los paisajes y la riqueza del patrimonio atraen incluso a los excursionistas ateos en busca de paz y curación.
 
Occitania. Los Caminos de Santiago.
 
Si quieres conocer más sobre los destinos que te deparar Occitania, puedes adquirir aquí nuestra guía de la colección Petit Futé, o descargar gratuitamente su versión digital aquí.