Ocho alternativas a los grandes mercados navideños europeos

Mercado de Santa Llúcia. Barcelona. © ACT

Los mercadillos de Navidad más populares son, a veces, espacios turísticos masificados de los que se puede huir. Si se busca originalidad y una estancia tranquila, en este artículo intentaremos destacar aquellos mercadillos europeos que distan ligeramente del imaginario habitual. Encontraremos en todos estos el pilar fuerte de los mercados navideños: comercio local, artesanía y tradición.

1. Mercado de la plaza Skanderberg en Tirana, Albania

Diversas casetas configuran el mercado navideño de Tirana en la plaza Skanderberg. Los visitantes podrán disfrutar de los platos típicos albanos (como los qofte) y beber vino caliente bajo las luces de la plaza, donde se instala un gran árbol de Navidad bajo el cual se halla un tiovivo. Además, también encontramos atracciones de feria en las inmediaciones de la plaza.

Mercadillo de Navidad de la plaza Skanderberg de Tirana. © Shkelzen Rexha

2. Mercado de Gazi en Atenas, Grecia

La fábrica de la Navidad vuelve al barrio de Gazi de Atenas aportándonos un carácter más familiar. Podemos encontrar un ambiente festivo con fábricas de juguetes y dulces y diversas atracciones, entre las que no podían faltar tiovivos y pistas de patinaje sobre hielo. Además, también se organizan obras de teatro, talleres y juegos para los más pequeños. Todo esto, en la capital griega, disfrutando de un clima benigno que nos permitirá visitar el resto de monumentos clásicos sin la masa turística que les acompaña normalmente.

3. Mercado de la plaza del Ayuntamiento en Tallinn, Estonia

La capital estonia presume de ser la primera ciudad en tener un árbol de Navidad, tradición que data desde nada menos que de 1441. Alrededor del árbol se instala cada año un mercado navideño, donde se podrá degustar la fantástica gastronomía navideña estonia acompañada de bebidas calientes. Además, también encontraremos múltiples muestras de la artesanía local acompañada de una programación de actividades para toda la familia.

Mercado de Tallinn. © Guillaume Speurt

4. Mercado navideño de Sarajevo, Bosnia y Herzegovina

Para aquellos que queden con ganas de más, tenemos una buena noticia, y es que el mercado navideño de Sarajevo suele alargarse hasta mediados de enero para contentar a cristianos católicos y ortodoxos, que celebran el año nuevo el 14 de enero bajo el calendario juliano. Además, hallaremos muestras de la celebración judía del Hanuka llevada a cabo, principalmente, por la comunidad sefardí de la ciudad. Lo más entretenido de este mercado viene cuando cierran las casetas de artesanía, momento en el que empieza la kafana al aire libre: bebida y música en vivo de todo tipo que nos permitirá adentrarnos en la cultura del país y descubrir sus músicas.

5. Mercados navideños en Lisboa

Las Navidades también llegan con mucho ritmo a la capital portuguesa. Entre los diversos mercados destacamos el Mercado de Natal Amigo da Terra, donde se pueden comprar regalos ecológicos a precios muy asequibles; el gran Wonderland Lisboa en el parque de Eduardo VII, que incluye una noria y pista de hielo; o las casitas del Pai Natal de Cascais. En el mercado de la Praça do Município podremos de disfrutar de conciertos diarios hasta Nochebuena.

6. Fira de Santa Llúcia en Barcelona 

No podemos olvidarnos de nuestros mercados locales, como, por ejemplo, la Fira de Santa Llúcia de la ciudad de Barcelona. Este mercado, que se celebra desde 1786 a los pies de la catedral de Barcelona, nos ofrece la posibilidad de comprar multitud de accesorios navideños, figuritas para nuestros pesebres, tiós o caganers que van desde las figuras más actuales hasta el clásico campesino. Así, los artesanos locales salen durante el mes de diciembre a promocionar el comercio próximo del barrio de Ciutat Vella.

Navidad en Barcelona. © Jordi Ferrer

7. Gran ruta de Mercadillos Navideños de Málaga 

Desde la Unión de Mercadillos Oficiales de Málaga se promueve un año más esta interesante iniciativa que aúna los diferentes mercadillos de la ciudad andaluza aumentando así las opciones de ocio. Encontraremos multitud de postres y exquisiteces gastronómicas, moda, complementos, artesanía y la decoración que necesitemos para pasar las fiestas. Además, se ofrecen en paralelo múltiples actividades gratuitas para el disfrute de todos.

8. Mercado de la calle Bailén en Bilbao

Cerca de cuarenta casetas se volverán a reunir estas Navidades conformando el mercado de Navidad de la calle Bailén de la capital vizcaína. Podremos encontrar cantidad de productos típicos y artesanía local y disfrutar de música popular y espectáculos callejeros.